portada Mi libro enterrado

Cuando murió, Agustín, un amigo de su infancia y juventud en Bahía Blanca, nos vino a visitar. Nos mostró unas fotos en las que aparecían ellos dos, o mi papá con otros amigos, a los veintidós o veintitrés años. Era la edad que tenía yo cuando él murió. Veía esas fotos y me buscaba a mí mismo. Me hubiera gustado conocerlo a esa edad. Agustín nos contó cómo había sido su vida cotidiana de jóvenes de provincia, y yo buscaba en su memoria y en sus fotos el punctum que me explicara mi propia juventud, que por supuesto era otra. Aunque se vieron durante toda la vida, con mayor o menor intermitencia, a Agustín le dolía haber perdido a ese amigo, al de las fotos. Cuando entendí eso dejé de buscarme ahí, porque me di cuenta de que ese recuerdo era patrimonio de Agustín y otros como él, y que esa imagen que buscaba tenía que encontrarla en otro lado.

Mauro Libertella

Un padre se encierra, siguiendo una política de invisibilidad, para morir escribiendo sus obras completas. Héctor Libertella muere y Mauro Libertella escribe. Este es un libro hermoso, intenso, de una precisión perfecta y emotiva.

Fabián Casas

Autor: Mauro Libertella
ISBN: 978-956-8970-55-0
N° de páginas: 74
Año de edición: 2015

Related Projects

Start typing and press Enter to search